Por que me salen las fotos giganteas en facebook

Sheryl Sandberg: Facebook «cometió grandes errores» en

FaceMash se inauguró en 2003, desarrollado por Mark Zuckerberg; escribió el software para el sitio web de Facemash cuando estaba en su segundo año de universidad. El sitio web se configuró como una especie de juego de «está bueno o no está bueno» para los estudiantes de Harvard. El sitio web permitía a los visitantes comparar las fotos de dos estudiantes una al lado de la otra y decidir quién era más atractivo[10].

Sí, está en marcha. No estoy muy seguro de cómo van a encajar los animales de granja en todo este asunto (en realidad nunca se puede estar seguro con los animales de granja…), pero me gusta la idea de comparar a dos personas juntas.- 11:09 pm[11]

Zuckerberg tenía la intención de crear un sitio web que pudiera conectar a las personas de la universidad. Al terminar el sitio, Zuckerberg se lo comentó a un par de amigos, uno de los cuales sugirió compartirlo en la lista de correo online de Kirkland House, que incluía a varios cientos de personas. Según su compañero de habitación, Dustin Moskovitz, «Al final de la noche, estábamos . . vigilando activamente el proceso de registro. En veinticuatro horas, teníamos entre mil doscientos y mil quinientos inscritos»[20].

¿Cuál es la mejor manera de mostrar las imágenes cuando se transmite en directo?

«Siempre que un usuario intente crear una encuesta, se enviará una solicitud que contenga la URL del gif o el id de la imagen, poll_question_data[options][][associated_image_id] contiene el id de la imagen cargada», dijo Darabi. «Cuando el valor de este campo cambie a cualquier otro ID de imagen, esa imagen se mostrará en la encuesta».

Al parecer, si el creador de la encuesta elimina esa publicación (encuesta), como se demuestra en el vídeo anterior, acabaría eliminando también la foto de origen, cuyo ID de imagen se añadió a la solicitud, aunque el creador de la encuesta no sea el propietario de esa foto.

Cambia el tamaño de tus fotos y prepáralas para imprimirlas (Photoshop CC)

«Se está pidiendo a la gente que acepte un uso comercial futuro no especificado de sus fotos», dice Kurt Opsahl, abogado principal de la Electronic Frontier Foundation. «Eso hace que sea difícil que alguien dé su consentimiento informado a ese acuerdo».

Reginald Braithwaite, autor y desarrollador de software, publicó hoy una «traducción» irónica de la nueva política de Instagram: «Ustedes no son nuestros clientes, son el ganado que llevamos al mercado y subastamos al mejor postor. Disfrutad de vuestro feed y seguid produciendo la leche».

Un usuario de Instagram bautizó el cambio de política como «la nota de suicidio de Instagram». El sitio de fotografía PopPhoto.com resumió la situación diciendo: «El servicio en sí sigue siendo divertido, pero son muchas las marcas rojas que han aparecido en las últimas dos semanas. Muchos fotógrafos -incluso los ocasionales- probablemente no estén tan entusiasmados con la idea de que una corporación gigante venda sus fotos sin que se les pague o incluso se les notifique al respecto.»

Otra adición inusual a la nueva política de Instagram parece inmunizarla de responsabilidad, como demandas colectivas, si hace públicas fotos supuestamente privadas. El lenguaje subraya, dos veces en el mismo párrafo, que «no seremos responsables de ningún uso o divulgación de contenido» e «Instagram no será responsable de ningún uso o divulgación de cualquier contenido que proporciones.»

Ajustes de iOS 15 que debes desactivar ya

Hacer este cambio requirió una cuidadosa consideración, porque hemos visto una serie de lugares donde el reconocimiento facial puede ser muy valorado por las personas que usan las plataformas.    Por ejemplo, nuestro galardonado sistema de texto alternativo automático, que utiliza IA avanzada para generar descripciones de imágenes para personas ciegas y con problemas de visión, utiliza el sistema de reconocimiento facial para indicarles cuándo aparecen ellos o uno de sus amigos en una imagen.

De cara al futuro, seguimos viendo la tecnología de reconocimiento facial como una poderosa herramienta, por ejemplo, para las personas que necesitan verificar su identidad, o para prevenir el fraude y la suplantación de identidad. Creemos que el reconocimiento facial puede ayudar en este tipo de productos con la privacidad, la transparencia y el control, para que el usuario decida si su rostro se utiliza y cómo. Seguiremos trabajando en estas tecnologías y recurriendo a expertos externos.

Pero los numerosos casos específicos en los que el reconocimiento facial puede ser útil deben sopesarse con la creciente preocupación por el uso de esta tecnología en su conjunto. Hay muchas dudas sobre el lugar que ocupa la tecnología de reconocimiento facial en la sociedad, y los organismos reguladores todavía están tratando de establecer un conjunto claro de normas que rijan su uso. En medio de esta incertidumbre, creemos que es apropiado limitar el uso del reconocimiento facial a un conjunto reducido de casos de uso.