Me suplantan cuentas de instagram

Desbloquear cuenta de instagram

Estas cuentas de estafa y las páginas web asociadas a ellas violan la Ley de Acoso, Comunicaciones Nocivas y Delitos Conexos de 2020, también conocida como Ley de Coco, que conlleva una pena máxima de 5.000 euros de multa y/o 12 meses de prisión.

«Pero al cabo de unas horas publicó todas esas fotos mías con subtítulos espeluznantes y sexualmente sugerentes, y me di cuenta de que seguía a docenas de hombres que conocía de Instagram. La cuenta falsa publicaba sobre todo en una historia de Instagram que desaparece a las 24 horas, y creo que eso les facilitaba evitar que la gente lo denunciara», dijo a The Journal.

Este impostor había rastreado la cuenta real de Mia para encontrar amigos y conocidos, y en un momento dado había seguido a más de cien hombres para llamar su atención antes de bloquear a Mia, para evitar que viera y denunciara el fraude.

«Mostraba a una mujer desnuda del cuello para abajo, para que pudieran hacer creer que era yo. Había emojis que apenas cubrían sus pezones y la zona genital. Al principio pensé que era una broma, pero luego con ese tipo de contenido con leyendas que decían a la gente que hiciera clic en un enlace para ver más, apareciendo junto a fotos reales mías empecé a preocuparme, y luego empezó a seguir a los miembros de mi familia.»

Formulario de Instagram

Esta mañana, un amigo mío se puso en contacto conmigo en Instagram y me preguntó si mi cuenta había sido suplantada. Me envió una imagen de mi cuenta de Instagram… ¡excepto que no lo era! A primera vista, se parecía a mí… mi foto de perfil, mi nombre, incluso las últimas cinco imágenes que había publicado. La única pequeña diferencia (que es básicamente imperceptible a menos que te fijes bien) es que añadieron un guión bajo después de mi nombre de usuario de Instagram (así que usaron @nicolefictionaddiction_).

Mi primera reacción fue de sorpresa: ¿qué hacía esta persona suplantándome? Y luego preocupación… espera, ¿qué hacía esta persona haciéndose pasar por mí? Es decir, no podía tener buenas intenciones, ¿verdad?

Por suerte, mi amigo se dio cuenta enseguida y me avisó (¡gracias Malcolm!) y en ese momento sólo le habían seguido 14 personas. Parece que el suplantador empezó a seguir a mis seguidores, esperando que la gente le siguiera a ciegas. Se parecía a mí, así que no es sorprendente que algunos me siguieran sin pensarlo mucho.

Denunciar cuenta de instagram

Las estafas en Instagram se han vuelto abrumadoramente populares entre los ciberdelincuentes. Las redes sociales han facilitado que desconocidos se ganen tu confianza haciéndose pasar por personas o marcas. A veces, estos estafadores pasan semanas hablando con usted antes de realizar su estafa. A medida que aumenta este riesgo, es necesario conocer las señales de una estafa para evitar que le roben su dinero y/o su identidad.

A medida que nuestra vida digital sigue creciendo, las estafas en línea han evolucionado para ser más engañosas. El phishing de Instagram es sólo una de las muchas estafas creíbles que pueden cobrarte fácilmente como víctima. Por eso, aprender a identificar una estafa en Instagram es esencial para todos los usuarios de la plataforma.

Los estafadores de Instagram utilizan varios métodos para coaccionarle y convertirle en víctima de un robo o un ataque. Normalmente, estos ciberdelincuentes buscan algo valioso, como dinero o información confidencial. Algunos pueden incluso intentar utilizarte como vehículo para propagar códigos maliciosos a tus seres queridos o compañeros de trabajo.

En cualquier caso, te encontrarás tomando una decisión que podría afectarte a ti y a los que te rodean. El problema es que los estafadores no siempre facilitan la racionalidad. Las estafas eficaces tienden a aprovecharse de sus emociones y a fingir que son dignas de confianza. Los mejores estafadores prestan mucha atención a los detalles y hacen que sea difícil discutir su autenticidad.

Correo de Instagram

Con gran parte de nuestras vidas moviéndose en línea, los estafadores se han vuelto un poco más creativos cuando se trata de obtener acceso a nuestra información. Una de las formas en que los estafadores se aprovechan de la gente es suplantando cuentas legítimas en las redes sociales, como Instagram.

Con miles de millones de personas en el mundo, puede ser difícil saber si alguien se está haciendo pasar por ti de verdad o si simplemente comparte el mismo nombre. Para confirmar si una cuenta se está haciendo pasar por ti, echa un vistazo rápido a su perfil y comprueba si su foto de perfil, sus publicaciones, sus historias o sus carretes se parecen a los tuyos.

Una vez que confirmes que alguien está realmente intentando hacerse pasar por ti, el siguiente paso es evitar exponerte aún más. Aunque puede ser imposible saber cuánta información y contenido tuyo tiene ya el impostor, lo mejor es reducir su acceso a tus publicaciones existentes.

Hasta que tú, Instagram o alguien más resuelva la amenaza, lo mejor es mantener un perfil bajo y evitar publicar innecesariamente -pudiendo revelar cualquier información adicional sobre ti-, revirtiendo tu cuenta a privada.